¿Empleado o dueño? 7 preguntas que te ayudaran

¿Has estado buscando trabajo pero no has encontrado un trabajo ideal que muestre tus talentos, educación e intereses? Déjame hacerte una pregunta: ¿Has pensado en empezar tu propio negocio?

Tengo que advertirte, sin embargo, que dar el salto de empleado a empresario significa cambiar no sólo tu estilo de vida, sino también tu forma de pensar. Antes de gastar tiempo, dinero y energía en iniciar un nuevo negocio, deberías preguntarte: ¿Tengo lo que se necesita para ser dueño de un negocio o estoy mejor preparado para ser un empleado?

Aquí hay siete preguntas que pueden ayudar a determinar si tienes la mentalidad de un dueño de negocio:

1. ¿Puede comenzar y terminar las tareas de forma independiente?

La mentalidad de los empleados: El jefe o gerente te da una tarea para ser completada dentro de un cierto período de tiempo y se espera que completes la tarea asignada.

Mentalidad de dueño de negocio: Los dueños de negocios saben cómo, e incluso les gusta, trabajar de forma independiente. Están dispuestos a asumir toda la responsabilidad de crear y completar sus propios horarios de trabajo. Para llevar esto un paso más allá, si está pensando en iniciar un negocio desde el hogar, también debe considerar que habrá momentos en los que pasará horas trabajando solo, sin la compañía y el apoyo de otros.

2. ¿Puedes establecer y alcanzar objetivos a corto y largo plazo?

Mentalidad de empleado: Como empleado, estás trabajando para lograr los objetivos de otra persona.

Mentalidad de dueño de negocio: El dueño de un negocio asume la responsabilidad de planificar, comercializar y supervisar el éxito de su negocio. Dirigir un negocio exitoso significa tomarse el tiempo para formular e implementar un plan de negocios bien pensado. Tendrá que escribir una declaración de misión concisa, una visión innovadora para su empresa, objetivos financieros a corto y largo plazo y un plan de acción factible y efectivo.

3. ¿Tienes la autodisciplina y la motivación para trabajar por ti mismo?

Mentalidad de empleado: Un jefe o gerente establece y supervisa sus tareas y horas.

Mentalidad de dueño de negocio: Los empresarios exitosos son maestros de la gestión del tiempo y de las tareas múltiples. La autodisciplina es un factor vital para el crecimiento de un negocio exitoso. El dueño de un negocio debe estar constantemente autodirigido y auto-motivado para hacer aquellas cosas que mantendrán su negocio en marcha. La autodisciplina se trata de hacer lo que dices que vas a hacer cuando dices que lo vas a hacer.

4. ¿Puedes manejar el dinero sabiamente?

Mente de empleado: Alguien más toma todos los riesgos financieros para construir un negocio exitoso y rentable.

Mentalidad de dueño de negocio: Si decides empezar un negocio, ¿cómo piensas financiarlo? Un factor clave para iniciar un negocio es estar preparado para manejar los altibajos financieros de la apertura y el crecimiento de un nuevo negocio. ¿Está dispuesto a tomar clases de negocios, aprender nuevas habilidades de administración de dinero e incluso contratar a profesionales que puedan ayudarle a manejar sus finanzas?

5. ¿Sabe cómo medir el éxito?

La mentalidad del empleado: Su jefe establece el estándar por el cual miden y recompensan sus éxitos – aumentos de sueldo, premios, reconocimiento, etc.

Mentalidad del dueño del negocio: Un dueño de negocio exitoso sabe, casi instintivamente, cómo establecer sus propios “barómetros de éxito” internos y externos. Como empresario eres responsable de establecer tu propio estándar de excelencia. Es importante, incluso antes de comenzar su negocio, ser plenamente consciente y entender sus “barómetros de éxito” y cómo medir el éxito profesionalmente. ¿Mide el éxito por el dinero ganado, el reconocimiento recibido, etc.?

6. ¿Se siente cómodo creando su propio cheque de pago?

Mentalidad de empleado: Tu empleador es responsable de tu sueldo, beneficios y otros gastos relacionados con el trabajo. Puede planear que le paguen regularmente.

Mentalidad de los dueños de negocios: Los dueños de negocios son responsables de crear su propio cheque de pago, plan de jubilación, impuestos, seguro, pago de vacaciones, etc. Probablemente habrá momentos en los que no recibirás un cheque de pago regular. Ser su propio jefe significa tomar riesgos y vivir con la incertidumbre financiera que a menudo viene con la propiedad de un negocio. ¿Está dispuesto a tomar riesgos financieros y profesionales? ¿Está dispuesto a vivir con el estrés que a menudo acompaña a un cheque de pago incierto?

7. ¿Conoce su valor profesional?

Mentalidad de empleado: Un empleador le dice y muestra cuánto vale usted por la cantidad que está dispuesto a pagarle.

Mentalidad de los dueños de negocios: Como empresario, usted determina su propio valor!

Después de responder a estas siete preguntas, ¿qué has decidido: vas a salir a buscar trabajo o a empezar un negocio?

Redes Sociales

Publicidad